<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8343373\x26blogName\x3dKBHR+Radio\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbhr.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbhr.blogspot.com/\x26vt\x3d3640356831472948845', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Nunca es tarde: "Parallel Lines", de Blondie


Que "Heart of Glass" es una muy buena canción lo sabe más o menos todo el mundo (incluso los que no son conscientes de saberlo). No es tan conocido en cambio el disco del que procede, Parallel Lines, de 1978. Y madre mía, qué pedazo de disco. Lo escuché por curiosidad, asumiendo que el resto de canciones habían pasado sin pena ni gloria por su poca calidad, y no podía estar más equivocado.

Lo primero que oye uno es esto:
Blondie - Hanging on the telephone

Dos tonos de telefono (siempre me ha gustado ese detalle de iniciar los álbumes con algún ruido a modo de introducción) y un contundente comienzo a base de guitarras, batería, la voz de Debbie Harry. Desde el principio queda claro el tono: melodías directas, rotundas, instrumentación clásica y efectiva, actitud propia de la New Wave.

Después viene One Way or Another, que es la segunda canción más conocida del álbum y no debería serlo, porque las hay mejores y a patadas: Pretty baby, Fade away and radiate, I know but I don't know, 11:59; es decir, todas. Las 12 canciones del disco podrían haber singles no ya dignos, sino buenos y en la mayoría de los casos directamente espectaculares. Es uno de esos discos raros que no baja nunca el nivel (aspecto en el que me recuerda a London Calling, de The Clash) y que consigue en poco más de 40 minutos lo que muchos grupos no logran en toda una carrera.

En definitiva: Bajadlo, compradlo, conseguidlo de la manera que sea, y disfrutadlo. Acaba de salir una reedición que añade al disco la versión 7'' de "Heart of glass" y una grabación de "Sunday Girl" en francés, así que hay una buena excusa para hacerse con él.

Y si no te fías de mi opinión, bájate el disco y juzga. (Seleccionar Free user y esperar unos segundos)

Blondie - Sunday Girl:

“Nunca es tarde: "Parallel Lines", de Blondie”

  1. Blogger PennyLane dice:

    sin duda uno de los mejores discos de la historia. es impresionante cómo puedes escucharlo una y otra vez y nunca te cansas de oirlo.
    la versión del disco que yo tengo incluye una versión de heart of glass bastante buena y una versión de Get it on (bang a gong) de T-Rex, además de dos directos de canciones del album.

    mis preferidas: I'm gonna love you too y 11.59 además de Heart of Glass que sin duda ya es un clásico de la música.

    y Debbie Harry es una reina!

    si te interesa, hay un documental de ellos llamado One way or another. Lo podrás descargar fácilmente por bittorrent o emule.

    bexets!!

  2. Blogger gatchan82 dice:

    por tu post me animé finalmente a escuchar el disco y vaya, es increíblemente bueno.
    gracias!