<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8343373\x26blogName\x3dKBHR+Radio\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbhr.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbhr.blogspot.com/\x26vt\x3d3640356831472948845', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

"You are the blood", de Sufjan Stevens


Sufjan Stevens aporta a Dark Was the Night, una recopilación benéfica contra el sida, una versión de los Castanets, "You Are the Blood". El álbum al que pertenece, doble, parece un anuario de la música indie actual: Contiene canciones inéditas de The National, Arcade Fire, Feist, Bon Iver, My morning Jacket, The New Pornographers, Blonde Redhead, Beach House... Cualitativamente hay de todo, pero destaca sobre los demás, sin ninguna duda, el mencionado Sufjan. Cuenta que cuando decidió la canción que iba a versionar comenzó a jugar con diferentes texturas sonoras: Piano, orquesta, glitchs eléctricos... y al final decdió usarlas todas.

El resultado es una pieza de 10 minutos que va alternando entre la electrónica pura y dura, la orquestación grandilocuente y tramos de piano que podrían pasar por un nocturno de Chopin. Todo esto sin cambiar apenas la melodía ni la letra (You are, the blood, flowing through my fingers...). Huelga decir, por eso la posteo, que el resultado es increíble y recomendadísimo.

Además, y de postre, en Dark Was the Night aparece la canción remezclada y refundida como base sobre la que rapean Buck 65, descubriendo otro uso más para la misma melodía. Ambas están aquí:



Dado que pertenecen a una recopilación benéfica no voy a proporcionar enlaces de descarga. Si os gusta lo que oís, y teniendo en cuenta que esto es lo mejor del disco, podéis gastaros 11'99€, como hice yo, aquí. (El enlace abre iTunes). Creo que, sólo por esta canción, ya merece la pena.

“"You are the blood", de Sufjan Stevens”

  1. Blogger gatchan82 dice:

    el disco merece mucho la pena, y más si es para una causa así.

    qué ganas tengo de material nuevo de sufjan!

  2. Anonymous campi dice:

    Gabri la ciudad de NY está expectante a que pongas algo