<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d8343373\x26blogName\x3dKBHR+Radio\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dSILVER\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://kbhr.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://kbhr.blogspot.com/\x26vt\x3d3640356831472948845', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

Software musical: Mojo y Spotify

domingo, 18 de enero de 2009 by Tyhwer

Estoy en plena fase de descubrimiento musical. Esto va por rachas, a veces me apetece escuchar música nueva, otras disfrutar de lo que conozco, otras rodearme de silencio... el caso es que ahora me encuentro en la primera. Y he descubierto dos programas que vienen fenomenal para descubrir cosas que te pueden gustar. El primero es Mojo:

La mejor definición que se me ocurre para Mojo es la de "Napster privado". Mojo permite compartir todas las canciones de tu librería de iTunes con los contactos que añadas al programa (de forma similar al MSN Messenger, por ejemplo). La configuración es muy simple: descargas el cliente, disponible para Mac y Windows, eliges un nombre de usuario y creas una cuenta de Mojo (en poco más de 10 segundos). Y listo. Sólo falta añadir gente para compartir música, de los que tienes que conocer su nombre de usuario. Ideal para pasar ese nuevo descubrimiento que te obsesiona al colega que es demasiado vago para buscarlo, o para recomendarle cosas a esa amiga que vive en Santiago. Por supuesto el sistema es bidireccional, tus contactos pueden escuchar tu música en streaming y descargarla, y tú la de ellos. Al descargar se conservan todos los datos, ilustraciones, etc..., y existe la opción de añadir las canciones descargadas a iTunes de forma automática.

Mojo es gratuito, y se puede descargar aquí: http://deusty.com/software/download_mojo.php


Si a alguien le apetece intercambiar música, que deje un comentario y nos ponemos en contacto.

La otra aplicación que utilizo mucho últimamente es Spotify:

Spotify es un servicio de streaming musical gratuito. Es decir: buscas una canción por título o artista, o un álbum, y lo reproduces de forma instantánea. No existe opción para descargar lo que escuchas, pero tampoco hay ninguna restricción en cuanto a la música: Los discos y las canciones están completos, a una calidad muy buena y disponibles en sólo segundos, con dos golpes de ratón. Tremendamente útil para, antes de descargarlo, comprobar si ese disco que está arrasando en los blogs musicales (como este) es plato de tu gusto. Todo esto de forma totalmente legal, dado que Spotify es un servicio apoyado por las grandes discográficas (y por las pequeñas). Sólo hay un pero: En teoría aparecen anuncios de audio de vez en cuando. Digo en teoría porque llevo usándolo dos semanas y no me ha aparecido ninguno. Teniendo en cuenta que lo uso para descubrir cosas, no para oírlas de forma regular, me parece un inconveniente muy menor que no invalida todas sus ventajas.

De momento Spotify se encuentra en beta cerrada, lo que significa que necesitas una invitación para acceder. Lo bueno es que a mí me sobran diez. Si quieres una, comentario al canto. Spotify se puede descargar aquí (pulsar en free, get started): http://www.spotify.com/en/. También está disponible para Mac y para Windows.


Por último un pequeño apunte: Coda.fm no es software, es una página web de torrents similar a Mininova pero dedicada de forma exclusiva a la música y con un diseño y usabilidad geniales. Aún tienen pocos discos debido al poco tiempo que llevan funcionando (apenas dos semanas), pero promete mucho. Recomiendo echar un vistazo.

"Merriweather Post Pavillion", de Animal Collective.

jueves, 15 de enero de 2009 by Tyhwer


La imagen que veis arriba es la portada del último disco de Animal Collective, "Merriweather Post Pavillion". Debo admitir que, hasta ahora, su música no me había interesado demasiado. Había escuchado por encima "Sung Tongs" y "Strawberry Jam", discos aclamadísimos por la crítica y con los que se habían situado como uno de los grupos sacrosantos de la música alternativa. A mi me sonaron como otro grupo más intentando hacer cosas raritas y avant garde porque sí, y no los presté mucha atención. Craso error por mi parte. Cuesta un poco meterse en la música, pero la recompensa es grande.

En este caso, me bajé el disco a finales de diciembre, en cuanto se filtró, y algo así como a la una de la madrugada me puse los cascos y empecé a escuchar "In the Flowers". Al principio bien, me estaba gustando, no demasiado pero me parecía interesante. Y en esas estaba cuando llegó el momento en el que suena "If I could just leave my body for a night" y la canción estalla. Me quedé flipando, alucinado, sonriendo, feliz. No sé, fue como descubrir un nuevo mundo, como volver a estrenar oídos. Muy pocas veces me ha pasado eso con un grupo (quizás solo con Arcade Fire). Antes de seguir, una aclaración: Me parece esencial escuchar este disco con auriculares. Existe un juego constante de separación en el estéreo que en unos altavoces no se reproduce, y hace que la música pierda gan parte de su fuerza. Total, que acaba "In the Flowers" y el disco continúa por derroteros parecidos: "My girls", "Also Frightened" ("Are you, also, frighteeeeeneeed??"), "Summertime Clothes"... Y entonces llega un pequeño respiro. En "Daily Routine" vuelven los Animal Collective más experimentales. Esos que puedo llegar a apreciar pero que no me apasionan tanto. Las frases comienzan a alargaaaarse, la música se vuelve amorfa y lo que antes era melodía se convierte en atmósfera. Y, por algún extraño motivo, funciona. Dentro del contexto del disco, entendido como conjunto y no como canciones sueltas.


De ahí al final, se alternan las canciones más pop ("Bluish") con las experimentales ("Lion in a comma"). Y, al final de todo, la gran traca: "Brothersport". Estoy tentado de definir el estribillo como uno de los mejores de la historia, pero quizás sea pasarse un poco. El caso es que el estribillo sólo comienza en la segunda mitad de la canción (de hecho consiste en toda la segunda parte de la canción), algo más de dos minutos en los que se repite continuamente:

"Until you're fully grown
you've got a real good shot
won't help to hold inside
give a real, give a real shout out"

Y es la leche, y acabo el disco con un subidón anímico increíble. Soy consciente de que estoy siendo hiperbólico y que cualquiera que escuche el disco tras leer esto se va a llevar una decepción, pero no puedo explicar esta música de otra forma.

A todo esto, no le recomendaría este disco a todo el mundo. Creo que para apreciarlo hay que saber escarbar, encontrar melodías bajo texturas a priori desagradables, asimilar el conjunto y no las pequeñas partes... creo en definitiva que es un disco complicado. Si al principio no te gusta, apárcalo durante un tiempo y luego dale otra oportunidad. No digo que deba gustar a todo el mundo, pero si te gusta, vas a alucinar. Si no, otra vez será.

Animal Collective - In the Flowers & My Girls:


mp3 blogs